Un litro de luz: Crear luz con botellas de PET

No dejan de sorprender las soluciones que se buscan para los más necesitados, y que además son ecológicas. Acá un proyecto llamado “Un Litro de Luz”, que impulsan estudiantes del MIT y una fundación filipina. La intención, llevar luz a las zonas empobrecidas de Manila. No dejen de leerlo y maravillarse con el ingenio humano…

Estudiantes del MIT (Massachusetts Institute of Technology) en colaboración con la fundación filipina Myshelter Foundation, han lanzado el proyecto solidario “Un litro de Luz” (Isang Litrong Liwanag) el cual consiste en iluminar con la ayuda de botellas de refresco rellenas de agua y lejía (blanqueador) y colocarlas en los techos de las casas en las zonas más pobres de Filipinas. Una proyecto brillante.

Las botellas, rellenas de agua y lejía (blanqueador), se colocan perfectamente ajustadas en un agujero en el tejado como si fueran claraboyas y aseguran “que emiten luz equivalente a una bombilla de 55 vatios de electricidad”. Todo gracias a los rayos del sol, que viajan en vertical a través del envase y al chocar con el líquido generan una refracción horizontal de 360 grados que ilumina toda la habitación.

¿Cómo se hace la luz?

El procedimiento para construir la bombilla es tan sencillo como el principio lumínico en el que se basa: se llena una botella de agua limpia, destilada o purificara para lograr una mayor claridad, y se le añaden 3 cucharaditas de lejía para luego cerrar el tapón herméticamente. La lejía evita la formación de moho durante cinco años, para que el agua se conserve lo más clara posible.

Una vez preparada la mezcla, se introduce la botella en un agujero en el tejado que se sella con silicona; o en una lámina de fibra de vidrio, que se ajusta con calor al cuerpo del envase para evitar las posibles goteras. Ya solo hace falta sentarse a esperar a que salga el sol por la mañana.

Un proyecto ambicioso

La Myshelter Foundation, creada por el joven empresario filipino Illac Díaz, tiene como objetivo iluminar un millón de casas filipinas antes de que termine 2012. Todo gracias a una bombilla solar que vendrá 100% del reciclaje y cuyo éxito se basa en ofrecer una tecnología simple y fácilmente replicable, capaz de ocuparse de las necesidades básicas de las comunidades en desarrollo.

Un proyecto brillante

Desde abril del 2011 se han instalado más de 10.000 botellas en los tejados de la Manila metropolitana y la cercana provincia de Laguna. Y los que las tienen no dudan en decir que el resultado “es tan brillante que hasta cuesta trabajo mirar a las botellas”.

El proyecto viene avalado por su progresiva implantación en Brasil y México desde 2008, y con la unión de Filipinas ya se considera el mayor programa mundial para dotar de luz verde a los más pobres.

Fuente | Isang Litrong Liwanag

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s