Poblaciones de delfines de río del Amazonas en rápido descenso

No cabe duda que el Amazonas es un gran reservorio mundial de flora y fauna, destacándose un sin número de especies endémicas. Una de ellas se encuentra amenazada, pero lo peor de todo es que su población está disminuyendo a un ritmo alarmante. Revisa en este articulo de Discovery y entérate porque…

De todas las extraordinarias especies que habitan la cuenca del río Amazonas, muy pocas resultan tan icónicas o tan amenazadas como los delfines. Durante décadas, los delfines de tonalidad rosada han sido el blanco de los pescadores que los veían como una amenaza en la búsqueda de alimentos, debido a sus excelentes habilidades acuáticas como cazadores — conduciendo a miles de animales a ser cazados furtivamente por los aldeanos, que habitualmente utilizan después su carne como cebo.

Pero a pesar de la existencia de una campaña para salvar a los delfines de río, los investigadores mantienen que continúan siendo aniquilados a un ritmo alarmante — con algunas poblaciones mostrando una disminución de un 10% al año.

Según los últimos estudios realizados por investigadores del Instituto Nacional de Investigación del Amazonas (INPA), la inquietante tasa de disminución de los delfines del río Amazonas, también llamados delfines rosados por su tonalidad de color rosa, es debido a un aumento de la caza furtiva de estos animales por parte de los aldeanos que buscan utilizar su carne como cebo para la pesca. Según estimaciones actuales, los expertos creen que casi 3.000 delfines son matados cada año de una población total de 30.000 animales.

Varias organizaciones conservacionistas se reunirán en Brasil esta semana para discutir qué tipo de acciones pueden tomarse para evitar la continua matanza de esta elusiva y amenazada especie.

“Este delfín nativo de nuestra región ha sido cruelmente sacrificado con el fin de ser utilizado como carnada para la pesca del bagre, también conocido como piracatinga. Esta es la razón por la cual queremos establecer un proceso que tenga como resultado el desarrollo de una acción efectiva para eliminar esta cruel e insostenible actividad de la región”, declaró Vera da Silva en un comunicado de prensa del INPA.

En un informe de Associated Press publicado el año pasado, los biólogos estimaron la tasa de disminución de los delfines del río del Amazonas en un 7% anual, sugiriendo un fuerte aumento de la caza furtiva para el 2011. El artículo cita la falta de interés por parte de las agencias del gobierno para combatir el problema, junto con los incentivos económicos que la caza furtiva aporta a los pescadores locales.

La simple economía agrava el problema: matar a los delfines es gratis y su carne es valiosa. Utilizando la carne de los restos de un delfín, los pescadores pueden pescar hasta 500 kilos de piracatinga. Según da Silva y otros investigadores, pueden vender el bagre a cincuenta centavos el kilo, consiguiendo 550 dólares por el trabajo de únicamente varias noches — aproximadamente el doble del salario mínimo mensual de Brasil.

“Está atrayendo a mucha gente pobre a esta región para matar a los delfines y ganar dinero fácil”, declaró Antonio Miguel Migueis, investigador de delfines de la Universidad Federal de Pará desde 2005.

Fuente | Tu Discovery

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s