El Cabimo, un Símbolo Zuliano

Si algo identifica a la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, en el Estado Zulia, son sus recursos naturales. No debemos olvidar que esta es la subregión más rica en petróleo de toda la América. Pero también se debe recordar la resaltante naturaleza que la rodea: Selvas, Manglares, Ciénagas y más. Para muestra un botón, la ciudad más importante de la zona, Cabimas, le debe su nombre a una maravillosa planta llamada Cabimo, que dicen que lo cura todo; hasta la rabia.

En el siglo XVII, en época de la conquista española, los religiosos misioneros se maravillaban ante el imponente árbol de Cabimo. Tanto así que comenzaron a llamar a la zona “Las Cabimas”, y además fueron descubriendo lo curativo que era el aceite que sacaban del Copaifera Officianilis, como es conocido científicamente.

Se sabe que el Aceite de Cabima se emplea para un sin fin de usos: Laxante, desinfectante, cicatrizante, diurético, tratamiento de amigdalitis, asma, bronquitis crónica, cáncer, dolor de oído, hemorroides, herpes, leucorrea, micosis dérmica, reumatismo, tétano y más.

Aunque se sabía que había más Cabimos que habitantes, con el paso del tiempo fue revirtiendo esa relación. Un poco más de dos siglos y medios después, en Cabimas se encontraban apenas 14 árboles, esto según la Fundación Agua y Vida.

Preocupados por la situación, los miembros de esta organización comenzaron a repoblar las plazas y parques de Cabimas con el árbol que los identifica. Ya han llegado a contabilizar 74 árboles en la actualidad y piensan lograr mucho más.

Pero todo había cambiado, la deforestación y el aumento de la urbanización de la zona, aunado con la constante extracción de petróleo, fue mermando la fertilidad del suelo. Si antes podías encontrar un Cabimo de treinta metros de alto, hoy tienes suerte de encontrarte con uno de estos árboles de diez años de edad, no superar el metro y medio de altura.

Un árbol que le dio nombre a una pujante ciudad, una planta medicinal que cura de todo, hasta el odio, parte de del legado natural en una zona arrasada por la vorágine petrolera. En definitiva un símbolo más del Zulia, que irónicamente gran parte de los más de 250.000 cabimenses, no lo conocen, ni le dan importancia al mismo.

Rafael Peñaloza | Azul Ambientalistas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s