Barrios ’20 minutos’: Qué son y por qué son esenciales para las ciudades del futuro

La necesidad de cortar las emisiones de carbono provenientes del transporte está haciendo crecer en las ciudades la idea del valor de lo local: si las escuelas, lugares de esparcimiento y centros comerciales están cerca de casa, se evita la necesidad de usar el auto constantemente. Además, el dejar el dinero en los barrios beneficia a los vecinos que manejan negocios, provoca una mejor distribución del ingreso y promueve las economías locales.

En diferentes ciudades y barrios se está viendo un movimiento autogestionado de personas defendiendo en el valor de apoyar a negocios de barrio, pero en la ciudad de Portland esto está yendo aún más allá. Desde hace algunos años, la ciudad impulsa el concepto de barrios de ’20 minutos’, donde el trabajo, las escuelas, los centros comerciales, restaurantes y entretenimientos están a menos de 20 minutos de caminata desde las viviendas.

Como es evidente, la idea es que la gente no tenga que trasladarse grandes distancias para hacer su vida diaria, sino que tenga todas sus necesidades dentro de su comunidad.

Esto trae beneficios económicos y ambientales, como explica el alcalde de la ciudad, Sam Adams, en una entrevista reciente con Fast Company: “Dos tercios de los viajes que se realizan en Portland y en la mayoría de las ciudades norteamericanas no son para ir y volver al trabajo. Así que si podemos ofrecer productos y servicios de calidad y a buenos precios, eliminar desiertos de comida, tener barrios con colegios, parques y facilidades, si podemos crear estos barrios completos de ’20 minutos’ por toda Portland, eso refuerza nuestra economía local”, señala Adams.

“Aquí manejamos 20% menos que en otras ciudades de tamaño similar, y como no fabricamos autos, producimos petróleo ni tenemos compañías aseguradoras de autos, cada dólar que no gastamos en otros lados, se queda en nuestra economía. Hay alrededor de 850 millones de dólares que se quedan en los bolsillos de las personas de Portland por manejar menos. Con barrios de 20 minutos, también se reducen los congestionamientos y podemos llegar a nuestros objetivos climáticos”, agrega el alcalde.

Es interesante esta consideración amplia de a dónde va a parar el dinero que se gasta en automóviles cuando la economía local no se beneficia con ellos. Pero aún más interesante es el hecho de que la promoción de las economías locales no necesita ser impulsada por un gobierno: está en poder de cada persona el elegir comprar en el negocio de barrio en lugar de las grandes cadenas de corporaciones cada día. Aún si no existe esta posibilidad, también está en poder de las personas crear alternativas de negocios y recursos locales.

¿Qué opinan? ¿Suelen elegir negocios y productos locales en lugar de viajar grandes distancias? ¿Podrían hacerlo de ahora en más?

Vía | TreeHugger Latinoamérica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s