¿Un nuevo cachorro en casa? Aquí cinco recomendaciones básicas

Sabemos que los animales pueden ser los mejores amigos del ser humano, por ello, si decidimos integrar a un un animal a nuestro hogar, es importante que recordemos que un cachorro nos puede llenar de alegría y ternura, pero como cualquier bebé, son seres delicados y necesitarán de nuestros cuidados, amor, atención, tiempo y paciencia.

¿Cómo ayudar a nuestro nuevo amigo a sentirse cómodo en su nuevo hogar y a crecer grande, sano y fuerte?

Los gatos y perros al nacer tienen los ojos y los oídos cerrados, y es hasta los 25 días aproximadamente que ya logran ver y escuchar los sonidos con claridad. Durante este tiempo, sólo se alimentan de leche materna, pues es lo que le da los anticuerpos que necesita para defenderse de las enfermedades.

Durante el segundo mes, los cachorros, ayudados por la madre, van desarrollando sus funciones orgánicas, regulando su temperatura corporal, fortaleciendo los movimientos musculares y aprendiendo a socializar a través de la convivencia con sus hermanos. Es por esto que la edad mínima para adoptar un cachorro o separarlo de su madre, debe ser de dos meses, ya que es cuando ha desarrollado las funciones y habilidades para sobrevivir.

Aquí tenemos algunas recomendaciones para los que están considerando integrar a un cachorrito a su vida:

1. Considera la adopción: Bajo ninguna circunstancia es recomendable comprar animales, pues los vendedores están lucrando con ellos a base de explotar hembras, a las que obliga a reproducirse y las separa de sus cachorros. Desde los lugares más sucios y desordenados, hasta los más elegantes, están comerciando con ese sufrimiento, que además es causa de la sobrepoblación de animales, pues muchos de quienes compran una mascota lo hacen por moda o para regalar a los niños de la casa, y al cabo de unos meses terminan abandonando al animal a su suerte.

La sobrepoblación y el abandono es tal que ya no deben seguirse reproduciendo intencionalmente por los humanos, y menos como negocio. Contribuyamos a la causa adoptando a nuestra mascota en lugar de comprarla, y asegurándonos de esterilizarla, lo que se puede hacer a partir de los dos meses.

2. Cuida su alimentación: A partir de su tercer semana de vida, los cachorros ya pueden empezar a comer poco a poco alimentos semi sólidos, de preferencia 3 o 4 veces al día. La mayoría de los especialistas en nutrición están de acuerdo en que la mejor dieta para cachorros es combinar un cuarto de comida enlatada con tres cuartos de croquetas, especiales para su edad. Es importante que tenga siempre disponible un recipiente pesado, con agua fresca.

3. Disciplina: Para ayudar a nuesta mascota a superar la ansiedad cuando se queda solo en casa durante el día, conviene irlo acostumbrando poco a poco,es decir, comenzar con 1 o 2 minutos y volver, luego 5 minutos, después 10 minutos y así sucesivamente, esto ayudará a que se acostumbre a nuestra ausencia gradualmente y no sufra de ansiedad por la separación. También es muy importante dejarle algún juguete que le agrade, para que se entretenga mientras está solo.

Es común que las primeras veces que lo dejamos solo, al regresar a casa encontremos algún destrozo. Es importante armarse de paciencia y evitar castigar al cachorro a destiempo, es decir, un rato después de la acción, pues pierde todo significado para él.

La comida es un incentivo muy fuerte para el cachorro, por lo que podemos premiar su comportamiento con algún alimento extra, pero jamás se le debe negar la comida como castigo, pues al estar hambriento podría comer demasiado cuando vuelvas a darle alimento y por ello enfermarse. Debes darle de comer todos los días a la misma hora, de ésta manera desarrollará hábitos de eliminación muy regulares y podrás facilmente prever cuando tu cachorro está por defecar o hacer pipí, para llevarlo al lugar indicado.

4. Limpieza: Es recomendable bañar al cachorro hasta que tenga todas sus vacunas completas, pues aún son muy sensibles a los cambios de temperatura y el baño antes de tiempo les procuce estrés y baja sus defensas. Los especialistas sugieren bañarlos a partir de los cuatro o cinco meses, con agua tibia, y jabón especial para ellos.

5. Cuidados especiales: Otra cosa que hay que tener en cuenta es el prepararle un lugar para dormir donde pueda estar calientito y que también lo ayude a adaptarse al nuevo hogar. Junto a la cama para el cachorro puede ponerse una botella llena de agua caliente, envuelta en alguna tela; o un reloj para que el tic-tac lo ayude a tranquilizarse mientras duerme, lo que evitará que llore durante la noche, pues el sonido le recordará el latido del corazón de su madre.

También hay que tener en cuenta el iniciar el plan de vacunación aproximadamente a los 45 días de edad del cachorro.

Estos son los pasos básicos y generales para que el cachorro que has adoptado comienze a adaptarse a su nuevo hogar. Recuerda que ante cualquier duda es importante consultar al veterinario, y sobre todo disfruta a tu nuevo compañero, sé paciente con él y conforme pase el tiempo y vaya creciendo, el animal de compañía que adoptaste corresponderá a tus cuidados con su cariño y lealtad.

Viridiana González |  Veo Verde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s