Nuestro barco va a la deriva [algunas notas sobre el centro del universo]

Durante los últimos años el ejemplo más utilizado para mostrar los cambios en la ciencia fue la posición de los astros.

Copérnico reveló por observación directa que el universo no giraba alrededor de la Tierra, como creía el primitivo Ptolomeo, sino solamente el sistema solar. Las teologías se vieron obligadas a cambiar su punto de vista, y el discurso sacerdotal recibió un medieval baño de agua fría.

Pero Copérnico fue a su vez removido en sus cimientos por Galileo quien, observando las manchas del sol, determinó que era la tierra la que giraba alrededor del sol, algo que la Alejandría greco-romana ya sospechaba muchos siglos antes. Es conocido que a Galileo casi lo queman vivo por eso. Galileo quedó casi ciego por efecto de sus observaciones.

Pero luego sucedió algo increíble:

Einstein indicó que el espacio y tiempo son indisolubles. Que la energía y la materia también. El tiempo y el espacio son la medida limitada con la que observamos la materia. La gravedad es la energía de cualquier materia y tiene el poder de curvar al espacio y por tanto, curvar al tiempo. El espacio, que hemos creído inalterable, se curva en presencia de cuerpos como los astros, e incluso, el tiempo es elástico cuando entra en contacto con materia… ¿Qué podemos saber ahora de la posición de los astros en el cielo? Si el espacio no es el que conocemos, sino una impresión de nuestra espacio-temporalidad elástica, ¿Qué posición realmente tenemos frente al sol? ¿Qué orbita realmente navegamos alrededor de qué? Nuevamente, el único centro al que podemos acceder es… la Tierra.

¿Por qué? Porque, si algún centro existiese, somos nosotros. Porque alrededor de esta Tierra gira la bóveda celeste afectando nuestras almas y mareas, con independencia de la mecánica de Galileo. Esta suerte de endotropía celeste parece ser la menos mala, la explicación más estable y calculable que aun podemos dar al movimiento de los astros. El viejo Ptolomeo, por una vía muy diferente, volvió a tener razón.

Lo increíble no es la teoría de la relatividad de Einstein. Lo increíble es que, ya siendo de uso común en la física, no hayamos cambiado nuestra visión de las cosas.

Lo increíble es el conocimiento científico de estos tiempos: conocemos tantas cosas, de manera tan precisa y, sin embargo, no somos transformados ni transformamos el mundo.

Descubrimos energías renovables que no usamos. Producimos gigantescas cantidades de riqueza que no repartimos. Desarrollamos tecnologías más humanas que no generan más prosperidad. Los bancos prestan más dinero que nunca, pero el mundo se empobrece. Producimos más alimentos que nunca y se extienden las hambrunas (como la del 2008-2009, cuando la especulación financiera elevó peligrosamente los precios de los cereales). Conocemos técnicas de organización y de paz que no aplicamos.  Los países petroleros no siembran su petróleo y giran a la deriva de los altos precios de combustibles tóxicos. Nadamos en riquezas que se nos escapan. Los tomates, el maíz, la lechuga, los huevos matan, dan cáncer, alzheimer y déficit de atención en los niños pequeños.  Los líderes mundiales hacen revoluciones para que, finalmente, nada cambie, nada se mueva. Alentamos la guerra vestidos de pacifistas, alentamos la intolerancia vestidos de democracia, alentamos la ignorancia vestidos de sabios. Nuestro barco va a la deriva.

En este confuso mundo, lo último que hay que hacer es dejar de conocer, dejar de pensar libre y objetivamente. Lo último que hay que hacer es atar de manos al pensamiento. Es la política, en representación de la sociedad, quien debe atarse de manos para que el pensamiento riguroso, libre y liberador avance.

Para que la Tierra vuelva a ser el centro del Universo.

Vía | http://creartesis2.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s